Sunday, October 22, 2006

El Wittgenstein mísitco del Tractatus.

1. El mundo es todo lo que acaece. 1.1 El mundo es la totalidad de los hechos, no de las cosas. 1.11 El mundo está determinado por los hechos y por ser todos los hechos. 1.12 Porque la totalidad de los hechos determina lo que acaece y también lo que no acaece. 1.13 Los hechos en el espacio lógico son el mundo. 1.2 El mundo se divide en hechos. 1.21 Cualquier cosa puede acaecer o no acaecer y todo el resto permanece igual.
4. El pensamiento es la proposición con significado. 4.001 La totalidad de las proposiciones es el lenguaje. 4.002 El hombre posee la capacidad de construir lenguajes en los cuales todo sentido puede ser expresado sin tener una idea de cómo y qué significa cada palabra. Lo mismo que uno habla sin saber cómo se han producido los sonidos singulares. El lenguaje corriente es una parte del organismo humano, y no menos complicada que él. Es humanamente imposible captar inmediatamente la lógica del lenguaje. El lenguaje disfraza el pensamiento. Y de tal modo, que por la forma externa del vestido no es posible concluir acerca de la forma del pensamiento disfrazado; porque la forma externa del vestido está construida con un fin completamente distinto que el de permitir reconocer la forma del cuerpo. Las convenciones tácitas para comprender el lenguaje corriente son enormemente complicadas.

6.41 El sentido del mundo debe quedar fuera del mundo. En el mundo todo es como es y sucede como sucede: en él no hay ningún valor, y si lo hubiera no tendría ningún valor. Si hay un valor que tenga valor, debe quedar fuera de todo lo que ocurre y de todo ser-así. Pues todo lo que ocurre y todo ser-así son casuales. Lo que lo hace no casual no puede quedar en el mundo, pues de otro modo sería, a su vez, casual. Debe quedar fuera del mundo.

6.4311 La muerte no es ningún acontecimiento de la vida. La muerte no se vive. Si por eternidad se entiende no una duración temporal infinita, sino la intemporalidad, entonces vive eternamente quien vive en el presente. Nuestra vida es tan infinita como ilimitado nuestro campo visual.
6.432 Cómo sea el mundo es completamente indiferente para lo que está más alto. Dios no se revela en el mundo.
6.44 No es lo místico cómo sea el mundo, sino que sea.
6.5 Para una respuesta que no se puede expresar, la pregunta no puede tampoco expresarse. No hay enigma. Si se puede plantear una cuestión, también se puede responder.

2 Comments:

Blogger Cloe said...

buenas entradas. Viva Wittgenstein, un tipo que era inteligente. De los poco que conozco inteligentes,vamos, de eso que ya no existe.

1:18 PM  
Blogger El NeuroTransmisor said...

la eternidad a veces da hambre

9:40 PM  

Post a Comment

<< Home